Quisiera que alguien, seas tú o quien
fuera, 

me buscara como te busco yo a ti. 

Así, con deseo, y también certeza 

de
que nunca has sido ni serás en otro lugar feliz, más que aquí.

 

     Que soñaras conmigo. Que no puedas dormir,
y te desveles pensándome. Quisiera que me busques, o me esperes hasta que te
encuentre.

 

Y que te
mueras de amor por mí mientras tanto,

y en lo
que mueres sonrías al pensar que he de encontrarte.

Que te
reviva mi amor verde en el campo,

y que
busques mi mano mientras yo busco amarte.

Porque
yo también muero de amor al soñarte,

y me
convierto en beso de luna entre tanto.

Cavilándote
absorto, oh, inocuo baluarte;

te
añoro, te busco, te espero y te canto.

Anuncios