-X-

Tú, no me conoces.
Si no sabes cómo te añoro
Ni logras comprender a cabalidad
Cada una de mis ansias y desvaríos

Y que de noche te busco a voces,
Con un alma en deterioro
Que pretende en su oscuridad
Hacerte un jardín en un corazón baldío.

Oh, si pudieras ver los demonios y las fieras;
Los dragones internos que he intentado domar
Para poder parecer normal cuando salgo ahí fuera
Aunque nunca he sido, ni he querido ser normal

Y sabrás, si consigues leerme una noche cualquiera
Bajo un cielo oscuro colmado de estrellas que te miran,
Que también yo miré ese cielo y esas estrellas pensando en ti
Y que soy de los que aman y esperan, y esperan y suspiran.

Y te convertiré en el más hermoso de los versos;
En largas caminatas, cafés, días de sol y noches estrelladas.
Y ambos amaremos nuestros dragones, días oscuros y fieras,
Y serán nuestras todas las mañanas y tardes arreboladas.

Seremos las únicas estrellas de nuestro pequeño universo,
Y un día te diré lo mucho que pensé en ti al escribir hoy.
Y que amaría que seas parte de mis verdades y quimeras
Pero aún no estás. Todavía no tienes idea de quién soy.

Aun no te encuentro…

-Emanuel Fernández

Anuncios