-XV-
 
Sales a la calle
cada mañana,
y en tu camino
se cruza mucha gente.
 
Los ves sonreír,
y caminar a la par
y piensas dentro de ti:
“¿Cómo son tan felices?”
 
Pero tú no tienes ni idea
de cuantas veces,
o en cuantos pedazos
les han roto el corazón.
 
Ni de que el mundo
como lo conoces
es una enorme pila
de gente rota y oscura
donde unos pocos
eligen sanar, amar y sonreir de nuevo.
Ojalá y un día cercano
tu también alcances esa luz y seas igual de feliz.
  

-Emanuel Fernández
  

Anuncios