-XVI-

​​Hay esos lugares en el mundo,
llenos de angustia e intentos fallidos,
donde se van a morir herrantes
los sueños e historias de desconocidos.
 
Murió un poeta sin ser leído
aún con versos y tinta entre sus venas
y no se supo que en esos versos
había fulgor y perfume de azucenas.
 
Y conozco bien uno de esos sitios tristes,
donde mueren los sueños de almas en pena
solo hay días son oscuros y noches eternas
y no quedan flores y faltan poemas.
 
Si llegas a un sitio así algún día,
recuerda que pueden haber causas perdidas.
Y podrías perderte a ti mismo pretendiendo el cielo
pero siempre nos quedarán lienzos; quedará vida.
 
Siempre podremos empezar de nuevo,
y crear mejores historias de las cenizas
convirtiendo el tropiezo en punto de partida
haciendo que el mejor poema sea nuestra vida.
 
-Emanuel Fernandez

Anuncios