​Dime
cuándo
se empezó
a joder el mundo.
 
Cuándo
dejaron
los niños
de sonreír.
 
Cuando perdieron
tus ojos
aquel brillo
celeste azulado
 
Y se hizo
más importante
tener, que ser
y compartir.
 
-Emanuel Fernández
 

Anuncios