​¿Y si en vez de juntarnos igual que todos
y discutir aquellos sin sentidos que trillan,
habláramos, quizá, del mar, de ti, de mi;
y las galaxias que en nuestros ojos brillan?
 
Hablemos de las cosas que importan.
De sueños, miedos, amores y conquistas;
de historias no contadas, de libros desconocidos,
del sutil verde en tu ojos que no se nota a simple vista.

Porque todo aquello es efímero
y algún día se apagará,
mas a ti puedo escribirte
y darte en un verso eternidad.
 
—Emanuel Fernandez
(Foto: Luca Foscilli)

Anuncios