​Creo, que todos queremos a medias, en verdad.
Pues yo dudo que alguien jamás
pueda decir «te quiero» sin reservas
y darse así por entero, hasta que no le quede más.

Todos somos de alguna forma barcos rotos
e intentamos que el amor nunca se agote.
Y quizá esto hace el amor más hermoso,
y quizá es lo que nos mantiene a flote.

—Emanuel Fernández

Anuncios